Tiburón

Son 14 cumplió 30 años - Entrevista a Tiburón Morales

El conjunto Son 14 cumple 30 años, su estreno fue 11 de noviembre de 1978, en Santiago de Cuba, para recordar aquellos días converso con el actual director de Son 14 y su cantante estelar, Eduardo “Tiburón” Morales (Francisco Guayabal, Camaguey, 17 de octubre de 1935).

Por qué te llaman Tiburón?
Siempre me pasaba el día entero nadando en la orilla del mar, y con mi boca abierta; entonces la gente empezó a decir: “Mira un tiburoncito!” y ahí quedó la cosa.

Cómo llegas al grupo Son 14?
En realidad yo era pelotero del equipo Granjeros, en la Liga Nacional de Béisbol de Cuba. Pero también me gustaba la música. Dejaba la pelota para irme a la música y tuve muchos problemas. Me iba para mi pueblo a cantar en una feria; eso me fue perjudicando y llegó el momento en que no me querían, ni como músico, ni como pelotero; ni una cosa, ni la otra. Dejaba a todo el mundo embarcado, cuando cantaba diez piezas musicales, yo me iba para la pelota. Adalberto me escuchó en una ocasión el conjunto Yaguarimú (casualmente Aramis, otro de los cantantes de Adalberto era también pelotero). Un buen día Adalberto andaba buscando un cantante y llegué a verlo, entonces le dije a boda de jarro: "No busque otro cantante, yo soy el cantante que usted busca". El también me conocía por el pelotero de la media rota, y eso le dio mucha gracia. El papá de Adalberto, Nené le dijo que me diera una oportunidad. Adalberto más adelante diría que yo soy gracioso como cantante y como persona y que iba a triunfar.

Cómo fue la idea del conjunto en Santiago de Cuba?
Rodulfo (no Rodolfo) Vaillant llega a Camaguey, era director musical de la Radio y la Televisión en Santiago. Tuvo la iniciativa de formar un conjunto en Santiago, prometió apoyarnos, junto a Antonio Orúe de la Empresa Musical. Arrancamos con cinco músicos de camaguey y, después de muchos avatares y problemas administrativos, logramos concretar una “plantilla”, para crear un conjunto en Santiago de Cuba. Al fin estrenamos en una fiesta, noviembre de 1978, en la calle Santa Úrsula y Primera.

Cuéntame de las voces de Son 14?
-Daniel Carmenate, Héctor Anderson y Eduardo Morales (Tiburón). Anderson era la voz prima que le daba el timbre al conjunto, hacia los dúos, con todos los matices y daba las notas más altas. Tiene mucho picante, baila, es explosivo y alegre, trasmitía mucho sabor y ambiente sonero. Daniel Carmenate (bolerista y coro), guitarrista, compositor y excelente voz y Tiburón el gran sonero. Hubo una etapa en que estuvo también el cantante Félix Baloy, que en 1984 volvió con Adalberto en el nuevo conjunto de Adalberto y su son. Logramos un trío de voces que no se parecía a nadie; Oscar D´Leon y Rafael Lay le decían a Adalberto que era el mejor coro de conjunto

Cómo fue la acogida del conjunto Son 14?
En aquellos tiempos habían declinado los conjuntos y la gente esperaba algo nuevo. Los bailes se llenaban para bailar el son cubano, en una etapa en que la salsa latina invadía. Tocábamos mucho en La Trocha, Martí y San Pedro (Siboney), por la Terminal de Ómnibus. Alternábamos con orquestas habaneras.

En qué se distinguía Son 14?
Adalberto es un genio de la música, tenía las influencias de los conjuntos soneros de Cuba, en especial Rumbavana. También estaba la influencia de los salseros latinos, lo que hacían Tito Puente, Palmieri, se identificó con algunos de sus temas, piezas de origen puertorriqueño, venezolano, se propuso imprimirle un sello parecido a lo que se estaba componiendo, tratando de algún modo de devolverles lo que ellos estaban haciendo con la música nuestra. Por eso es que Son 14 parecía a veces un grupo latinoamericano, o sea, un grupo capaz de complacer el gusto de cualquier país latinoamericano; vamos a decir que se hacía la música mucho más rápido que el resto de los salseros, o sea, más al gusto del bailador cubano

Cómo logra diferenciarse de Rumbavana?
Buscó su estilo propio, introdujo el trombón, en las grabaciones adicionaba el tres de Pancho Amat. Era como un experimento, y le salió bien la jugada.

Cuándo sale al exterior Son 14 por primera vez?
En el verano de 1979 llegó a Santiago de Cuba la orquesta Dimensión Latina, con el cantante Andy Montañéz, tocaron en el Stadium Guillermón Moncada. Andy también cantó con nosotros y, al terminar expresó: “Que lástima que una verdadera orquesta de música cubana como Son 14 no fuera a Venezuela, a Puerto Rico, a los lugares donde se cantaba y bailaba nuestra música. Esa declaración nos iluminó, en ese momento estaba en empresario disquero Orlando Montiel tuvo la visión de llevar a Son 14 a Venezuela, centro de la salsa del caribe. Montiel estaba aliado al empresario Ali Kó, representante de Oscar D´ León. Fuimos contratados en septiembre de 1979, al Festival de La Divina Pastora, en Barquisimeto, Venezuela, donde ganamos nos mantuvimos doce días y ganamos el Premio Crepúsculo Dorado. Después volvimos a Venezuela, pero al poliedro de Caracas frente a frente con Oscar D´ León.

Entonces Son 14 sale por primera vez a Venezuela y no a La Habana, cuándo llegas a la capital con Son 14?
Vinimos después del regreso de Venezuela. Debutamos en el salón Mambí, en el parqueo del cabaret Tropicana. Más de diez mil bailadores se dieron cita para bailar con el nuevo conjunto Son 14, que venía de la tierra caliente y renovaba ese tradicional formato sonero, iniciado 40 años atrás. Recuerdo que tuvieron que sacarnos del Mambí en un camión encabillado, para protegernos de los admiradores del conjunto. Nunca habíamos visto cosa igual en la música, hasta esos días. Recuerdo el choque de trenes en el teatro Carlos Marx, en una especie de competencia amistosa. También lo hicimos con Rumbavana, mi querido conjunto donde empecé con mis canciones.

Después qué pasó con La Habana?
Nos presentábamos en el programa de Radio Progreso Alegrías de Sobremesa, en el espacio de moda de la televisión: Para bailar. En 1980 logramos el segundo lugar en el Festival Guzmán, nos ofrecieron el Premio de Interpretación, ése fue un momento decisivo. Comenzamos a participar en todos los festivales especialmente de son, el de Benny Moré, donde el conjunto ganaba todos los premios.

Todo eso lo apoyaba un disco?
El disco A Bayamo en coche, que fue un éxito de ventas y de popularidad. Fue obra de la producción de Frank Fernández que nos conectó con la EGREM de La Habana, donde grabamos el disco en 1979, en sólo nueve días. Otros hit fueron "Son para un sonero", "El son de la madrugada: 'Tu me dejaste en la calle/ de madrugada/ cuando el gallito cantaba/ de madrugada/'". También grabamos dos discos más: "Son como son", "Adalberto presenta a Son 14".

Fue muy sonado el choque de trenes, el boxeo entre tú y Oscar Valdés de la Banda Irakere?
Cuando aquello Irakere estaba en lo más alto, fue un acontecimiento musical. El choque ocurrió en el teatro Carlos Marx, poco después de aquel encuentro Habana-Jam, en el mismo teatro, entre músicos estadounidenses y cubanos.

Cuándo Adalberto abandona Son 14, qué pasa entre ustedes?
Adalberto se llevó a algunos integrantes, él me dijo que no abandonara al conjunto porque era una institución con un nombre y una fama. Además, en Santiago de Cuba me dieron todo lo que necesitaba: Casa, auto y muchas atenciones, me siento santiaguero.

12 de noviembre de 2008